viernes, 24 de mayo de 2013

Pétalos salmón.



Qué bonito es este vestido! Además del color, el detalle de los pétalos en el frontal me parece un recurso súper acertado. Para combinarlo, decidí rescatar del zapatero estas sandalias del verano pasado, réplica de las famosísimas Charlotte Olympia pero reservadas para bolsillos con cierto status.

El clutch fue un regalo del verano de 2011 y creo que puede aportar un toque divertido a cualquier outfit. La marca italiana Braccialini se caracteriza por dinamizar sus modelos de marroquinería y hacer que parezcan escenas sacadas de un libro de cuentos.  En cuanto a las joyas he optado por complementos muy discretos para no sobrecargar el look.

Sweet kisses!




Vestido: SINÉQUANONE para SERENDIPITY
Clutch: BRACCIALINI (SS 2011)
Sandalias: STR (SS 2012)
Joyas: ARMANI

2 comentarios:

  1. Me gusta mucho el vestido. Me pasaré por Serendipity.

    ResponderEliminar